Los requisitos para solicitar ayuda a domicilio o ayuda domiciliaria son varios, el primer punto indispensable es que la persona beneficiaria debe pertenecer a lo que se conoce como “perfil beneficiario”, solicitar la valoración de dependencia y residir en la comunidad autónoma donde se solicita la ayuda.

Por otro lado, estos requisitos son para pedir ayudas públicas, pero también existe la posibilidad de contratar a una empresa privada especializada en ayuda domiciliaria, como por ejemplo Grupo Control Servicios, puedes saber más sobre nuestro trabajo en ESTE ENLACE

 

¿Qué es la ayuda a domicilio?

La ayuda a domicilio, también conocida como ayuda domiciliaria, son las intervenciones que un auxiliar de ayuda a domicilio realiza en la vivienda de individuos en estado de dependencia. Aunque suelen ser personas mayores, no siempre es así, ya que también se da por ejemplo en personas con enfermedades físicas o mentales consideradas graves, que pueden necesitar algo de ayuda para realizar las tareas básicas del día a día. 

Por normal general, estas ayudas son de carácter público, siendo las Entidades Locales quien se encargan de proporcionar este servicio, mediante el Programa Individual de Atención (PIA). 

La mayor desventaja de la ayuda a domicilio pública es que requiere de muchísimos requisitos, y puede tardar demasiado tiempo en procesarse, pudiendo llegar incluso a los dos años desde que se solicita la ayuda hasta que se recibe. Por tanto, una buena alternativa es contratar a una empresa privada de ayuda domiciliaria que ofrezca precios asequibles

Requisitos para solicitar la ayuda a domicilio

Los requisitos para solicitar la ayuda a domicilio son: 

  • Estar empadronado y residir en la comunidad autónoma donde se solicita dicha ayuda. 
  • Disponer de un informe médico que justifique dicho servicio. 
  • Estar por debajo del límite de ingresos establecido por la administración. 

¿Cuál es el perfil de las personas beneficiarias?

Si bien acabamos de ver los requisitos principales para solicitar la ayuda a domicilio, si realmente queremos que la aprueben, la persona que recibirá dicha ayuda debe estar dentro de lo que llamamos “perfil beneficiario”. 

¿Cómo es ese perfil beneficiario? 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la ayuda domiciliaria está destinada a Personas en Situación de Dependencia, es decir, que no pueden realizar por sí mismas todas las tareas normales del día a día (preparar su propia comida, tomarse la medicación, comprar los alimentos básicos, etc.)

Como ya hemos visto, esto suele darse en personas mayores, pero también en situaciones de enfermedad grave, incluidos trastornos severos de salud mental.

Si crees que tú o alguien de tu familia puede estar en situación de dependencia, deberá solicitarse a través de los Servicios Sociales del municipio donde se resida. El primer paso será rellenar el formulario inicial donde se busca reconocer el grado de dependencia de la persona. 

Importante: Son los Servicios Sociales de tu municipio quien deben proporcionar toda la información sobre la documentación a rellenar y el proceso para obtener la valoración del grado de dependencia, ya que algunos puntos pueden variar según la comunidad autónoma, o si se producen cambios en la legislación vigente. 

Grados de dependencia

Para obtener la ayuda domiciliaria, se debe finalizar todo el proceso de valoración, y la persona beneficiaria debe haber obtenido dicha Dependencia en alguno de sus grados, en función del grado le corresponden más o menos horas de ayuda a domicilio

  • GRADO I: 20 horas/mes
  • GRADO II: 31 horas/mes
  • GRADO III: 56 horas/mes

En los grados II y III pueden ser ampliables si se cumplen una serie de características concretas. 

Proceso para solicitar la ayuda a domicilio

Ahora que hemos visto cuáles son los requisitos para solicitar la ayuda a domicilio, vamos a ver de forma resumida el proceso que se debe seguir para obtenerla: 

  • Acudir a los Servicios Sociales de tu municipio: donde te darán todas las indicaciones necesarias y te ayudarán a iniciar el proceso. 
  • Presentar la documentación requerida: puede variar en cada caso, aunque siempre incluirá el informe médico y certificado de ingresos. 
  • Valoración del grado de dependencia: tras presentar la solicitud, un equipo de profesionales evaluará la situación del solicitante. 
  • Resolución: pasado un tiempo tras la valoración, se notificará al solicitante si ha recibido o no la ayuda, además del tipo y frecuencia del servicio, si la resolución ha sido positiva. 

¿Qué obtendré con esta ayuda?

Si tras el proceso la resolución ha sido positiva, un auxiliar de ayuda a domicilio acudirá a la residencia de la persona en situación de dependencia para brindarle ayuda en tareas diarias como la higiene, la movilidad o sus necesidades de alimentación.  

En Grupo Control Servicios estamos especializados en ayuda domiciliaria para personas mayores, si necesitas más ayuda para obtener este servicio contacta con nuestro equipo lo antes posible, responderemos todas tus preguntas y brindaremos nuestros servicios si es lo que necesitas. Estamos aquí para ayudarte

Shares
Share This
Enviar mensaje
💬 ¿Necesitas ayuda?
Bienvenido a Dimoba Servicios, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?