Los hospitales requieren de una limpieza exigente para asegurar la salud y la seguridad de los pacientes, los profesionales sanitarios y los visitantes, evitando contagios producidos por la propagación de virus y bacterias portadas desde unos espacios a otros, o introducidos desde el exterior. Una buena limpieza de hospitales tiene como objetivo prevenir infecciones nosocomiales, que son aquellas infecciones adquiridas durante la estancia en un hospital. A continuación te explicamos todos los detalles sobre cómo se realiza la limpieza en un hospital.

Tipos de limpieza según el área

La limpieza en un hospital es distinta en función del área del hospital y su nivel de riesgo de infección, se lleva a cabo un protocolo de limpieza u otro:

Áreas como los quirófanos, unidades de cuidados intensivos (UCI) y salas de aislamiento, son áreas críticas, ya que se encuentran constantemente expuestas a procedimientos invasivos. Es por eso que requieren de una limpieza profunda y un nivel alto de desinfección por su riesgo elevado de transmisión de infecciones. El tipo de limpieza en estas áreas precisa de personal de limpieza especializado y de productos desinfectantes y esterilizantes para las superficies y el material que ha estado expuesto en procedimientos invasivos. La limpieza en una área crítica, se debería realizar tres veces al día, a diferencia de las áreas no críticas, que solo requieren de una limpieza profunda al día.

Otras áreas que han estado ocupadas por pacientes con enfermedades infecciosas, también requieren de un proceso de desinfección cuidadoso, y más profundo que el rutinario, con el objetivo de eliminar posibles riesgos de infección para futuros pacientes.

Por otro lado, otras áreas que no están directamente expuestas a procedimientos invasivos  como los pasillos, las habitaciones de pacientes sin enfermedades infecciosas, salas de espera, salas de radiografía, etc. también requieren de una atención especial. En éstas áreas se realiza una limpieza de mantenimiento rutinaria, manteniendo así un nivel básico de higiene para prevenir la presencia de microorganismos y garantizar un espacio seguro.

Limpieza en las habitaciones hospitalarias

La limpieza en éstas áreas, donde los pacientes pasan la mayor parte del tiempo, es esencial y requiere de una atención especial. Algunas de las pautas que se se siguen para garantizar la seguridad y la salud de éstos son:

  • Limpieza en húmedo: Este tipo de limpieza es la más utilizada en hospitales, y garantiza un mejor arrastre de las partículas de suciedad y microorganismos, evitando que se levante polvo que pueda afectar a las vías respiratorias de los pacientes. Las mopas se posicionan como la mejor solución para la limpieza de suelos, techos y paredes. 
  • Prohibir el acceso de los carros de limpieza en el interior de las habitaciones: Los carros de limpieza deben servir como método de transporte del material de limpieza, pero deben permanecer en el pasillo cada vez que se limpia una habitación, ya que pueden ser foco de contaminación.
  • Limpieza de arriba hacia abajo: La limpieza debe realizarse siempre de más limpio a más sucio o contaminado, para evitar que las zonas ya limpias se vean contaminadas con restos de suciedad, es por eso que resulta importante sustituir el material de limpieza después de cada habitación.

Productos necesarios para la limpieza y desinfección de los hospitales

La higiene y limpieza en hospitales requiere de productos profesionales, como los desinfectantes con registro DES, que garantiza que todos los productos desinfectantes que lo poseen son aptos para ser utilizados en ámbitos sanitarios. Es importante elegir los productos químicos de limpieza correctamente, ya que pueden dañar la salud de los residentes si la composición de estos incluye alcoholes o ácidos. El agua es el producto más básico de limpieza que disuelve la suciedad, pero requiere que se añadan productos químicos para combatir los gérmenes.

Es esencial usar los paños de tejido no tejido, ya que presentan una gran capacidad de absorción y un enorme potencial para arrastrar partículas pequeñas de suciedad, por lo que resulta muy efectivo durante la limpieza y desinfección en los hospitales. De la misma forma que el uso de mascarillas, batas, gorros, cubre-zapatos o guantes desechables son clave para la protección de los pacientes, los profesionales y las visitas. En cambio, el instrumental médico reutilizable requiere acciones de esterilización y desinfección en profundidad con productos específicos.

La elección del detergente y desinfectante limpiador también es una parte clave en el proceso de limpieza de un hospital. Los detergentes con un pH neutro no provocan daños de corrosión o desteñimiento, y son aptos para ser aplicados sobre superficies hospitalarias.

Por otro lado, los jabones que se usan para lavarse las manos en los baños u otras zonas comunes de los hospitales, también deben presentar un pH neutro para la piel. Además, es importante que estén libres de aromas y de colorantes para evitar reacciones alérgicas en la piel de los pacientes.

Servicios de limpieza en hospitales

Las empresas de limpieza de hospitales, tenemos como objetivo conseguir el grado de limpieza e higiene que requieren los hospitales y centros de salud actualmente, minimizando el riesgo de contaminación con tal de proteger la salud de los pacientes, el personal sanitario, y las visitas.

En Grupo Control Servicios te ofrecemos un servicio de limpieza profesional para hospitales que satisfará todas tus expectativas, cuenta con nosotros para la limpieza de cualquier hospital o centro de salud, contacta con nuestro equipo y te asesoraremos en todo lo relacionado con la limpieza de grandes superficies.

Somos expertos en la limpieza de hospitales y en todo tipo de espacios de mediano y gran tamaño, a un precio competitivo y con grandes resultados, ofrecemos un servicio de limpieza profesional que te encantará.

Shares
Share This
Enviar mensaje
💬 ¿Necesitas ayuda?
Bienvenido a Dimoba Servicios, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?