Hay lugares donde puede resultar inaccesible la limpieza, como los cristales a gran altura. Es entonces cuando es necesario contratar a un profesional especializado en trabajos verticales. La limpieza de cristales en altura puede ser complicada, pero no imposible para estos trabajadores expertos si se cuenta con la maquinaria adecuada.

¿Qué es la limpieza de cristales en altura?

La limpieza de cristales o vidrios en altura es el proceso de limpiar y mantener estos elementos en edificios altos y otros sitios donde es complicado el acceso. Es decir, para ello es necesario emplear herramientas o maquinaria especializada que faciliten el desempeño del trabajo.

Métodos de limpieza de vidrios y ventanas en altura

Estos son los métodos más habituales que se utilizan a día de hoy para la limpieza de cristales en altura.

Limpieza con tubos telescópicos

Cuando pensamos en limpieza de cristales en altura, nos imaginamos inmediatamente a una persona colgada en un arnés o subida a una grúa. Pero hay otras alternativas menos arriesgadas como son los tubos telescópicos o pértigas. Se trata de un mango extensible de fibra de carbono, que cuenta con un cepillo y es capaz de llegar a alturas muy elevadas – hasta 20 metros -, sin la necesidad de que el operario se despegue del suelo. Éste lleva incorporado un sistema que transporta el agua hasta el cepillo. Las pértigas son ligeras y fáciles de usar para los operarios. Pero aún así, hay que tener práctica y buena mano en el uso de esta herramienta para ofrecer un resultado perfecto. Como punto a favor, el riesgo es menor en este tipo de limpieza, tanto para el operario como para el empresario.

    Limpieza con elevadores

    Cuando nos enfrentamos a rascacielos o edificios de gran altura, no queda otra que recurrir a la limpieza con elevadores o grúas. Para estos casos hay dos tipos de grúas. La primera cuenta con un brazo elevador largo y extensible, dotado de una cabina desde la que el operario limpia. Generalmente son capaces de alcanzar hasta los 28 metros de altura. 

    El otro tipo de grúa es conocido con el nombre de oruga y ofrecen una mayor movilidad que las otras, hacia los lados y arriba y abajo, mediante un mando a distancia y sin perder la estabilidad. Por lo que son ideales para limpiar cristales de gran tamaño.

      Limpieza vertical con arneses

      Para los lugares en los que acceder es más complicado, no queda otra que echar mano a profesionales expertos en la limpieza vertical con sistemas de suspensión. Estos hacen su trabajo empleando cuerdas y arneses, es decir, colgados. Esto sólo pueden hacerlo personas con una condición física excelente y capacitados para la escalada. Gracias a los trabajos verticales es posible acabar con cualquier tipo de suciedad en los cristales, incluso la cal. Con este método nos aseguramos de que no queda ni un rincón por limpiar, pero es el que implica mayor complejidad. 

       

      Para la limpieza de cristales a gran altura, hay que confiar siempre en empresas especializadas. La razón es que estas cuentan con maquinaria especializada, personal cualificado y una póliza de seguro por si pasa algún accidente. No hay que olvidar que puede llegar a ser un trabajo de riesgo, según el método de limpieza que deba llevarse a cabo. Además, las empresas de limpieza usan detergentes de uso profesional que garantizan un acabado perfecto y eliminar cualquier tipo de suciedad.

        En Dimoba Servicios somos una compañía especializada en servicios de limpieza para empresas. Contamos con las herramientas necesarias y empleamos productos de alta calidad para lograr un resultado excelente. ¡No dudes en pedirnos información si necesitas ayuda para la limpieza de cristales en altura!

        Shares
        Share This
        Enviar mensaje
        💬 ¿Necesitas ayuda?
        Bienvenido a Dimoba Servicios, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?