La moqueta requiere de ciertos cuidados especiales si queremos mantenerla impecable y en buen estado. Quitarse los zapatos al entrar en casa es clave para no ensuciarla, pero eso no es suficiente. Por eso vamos a compartir algunos consejos y cuidados sobre cómo limpiar la moqueta en tu hogar.

Cómo limpiar la moqueta

Las moquetas son un elemento decorativo que resulta muy agradable y cálido en lugares fríos, pero que a menudo acumula polvo, ácaros y todo tipo de suciedad. Sobre todo si hay niños y mascotas en casa. Por esta razón resulta imprescindible llevar a cabo trabajos de limpieza con cierta asiduidad. De lo contrario, nuestra moqueta puede llegar a ser un foco de mugre y bacterias. Para un perfecto mantenimiento, te explicamos cómo limpiar tu moqueta paso a paso:

Pasar la aspiradora

El primer paso para una moqueta limpia es pasar la aspiradora regularmente. Lo ideal es hacerlo mínimo un par de veces a la semana si disponemos de tiempo. Esto mantendrá toda la superficie libre de polvo, pelos y cualquier resto de comida que haya podido caer al suelo. No olvides que la suciedad hará que el tejido luzca descuidado y con un color apagado. Limpiarla con una aspiradora te ayudará a mantenerla como el primer día.

Eliminar manchas

Existen productos para limpiar moquetas y tapizados específicos en el mercado. Podrás conseguirlos fácilmente en supermercados o droguerías. Eso sí, a la hora de comprarlo, asegúrate primero del tipo de tejido de la moqueta y escoge un producto compatible que no destiña. Entre los productos de limpieza para tapizados más habituales se encuentran:

      • Espumas limpiadoras: se trata de un spray que se aplica sobre la moqueta en seco. Es decir, no es necesario mojar ni humedecer el tejido previamente. Para la limpieza será necesario emplear un cepillo con el que frotar bien sobre la superficie.
      • Detergentes: se trata de un limpiador en textura gel, que podemos encontrar en tiendas. Generalmente estos permiten llevar a cabo la limpieza a mano y a máquina. Se aplican, se deja el producto actuar durante un rato y luego se frota con un cepillo para acabar con la suciedad en el tapizado.
        La principal diferencia entre la espuma y el detergente es la textura, pero ambos ofrecen buenos resultados.

Desinfección mediante vapor

Si además de limpiar tu moqueta, quieres mantenerla libre de microorganismos, lo mejor es hacerte con una vaporeta. Este electrodoméstico funciona con un chorro a vapor, gracias al cual elimina los virus y las bacterias de la superficie. Lo ideal es limpiar con una presión de 3,5 bares para un buen resultado. La vaporeta no sólo es útil para limpiar y desinfectar moquetas, sino que también sirve para sofás, alfombras, estores y todo tipo de tapizados.

Remedios caseros para eliminar manchas en moquetas

Usar una aspiradora o una vaporeta para limpiar una moqueta a veces es más que suficiente. Pero otras, existen manchas que nos resultan difíciles de eliminar. En estas situaciones es necesario recurrir a espumas limpiadoras y detergentes, tal y como hemos explicado anteriormente, o bien, recurrir a remedios caseros para limpiar moquetas. Estos trucos que podrás hacer tú mismo/a en casa, nunca fallan.

Vinagre blanco y agua

Quizás ya hayas oído hablar de las propiedades del vinagre blanco para limpiar moquetas y otro tipo de superficies. El vinagre no sólo sirve para limpiar, sino también para desinfectar. Su acidez acaba con cualquier mancha. Eso sí, mezcla este producto con agua para rebajar su poder activo. Lo ideal es poner una parte de vinagre por cada tres de agua. Para una aplicación más sencilla a la hora de quitar la mancha, coloca la mezcla en un pulverizador y rocía la cantidad necesaria sobre la zona afectada. Después, deberás dejar que el mejunje actúe durante veinte minutos o media hora. Frota un poco con un cepillo o trapo suave – según el tipo de tejido -, y como último paso de limpieza, pasa un paño humedecido en agua para quitar el olor a vinagre.

Bicarbonato de sodio y agua

Aplica bicarbonato de sodio mezclado con agua, déjalo actuar durante una hora, y después, retira el exceso de producto con un trapo humedecido únicamente en agua. El resultado es espectacular. Las manchas desaparecen, y encima, acaba con los malos olores.

Sal

La sal no es un gran aliado a la hora de quitar manchas, pero si de desinfectar. Sobre todo cuando se tratan de manchas de pis de mascotas. Rociar sal sobre la alfombra y dejarla actuar durante una hora, será de gran ayuda para acabar con los microbios. Para retirar la sal, lo mejor es pasar la aspiradora. ¡Voilá! Tu alfombra ya está desinfectada.

Estos son los trucos y remedios caseros más populares a la hora de limpiar moquetas. Como ves limpiar superficies de tejido no es una tarea difícil, si conoces los tips y cuidados adecuados. Una buena aspiradora o una vaporeta será suficiente como arma de limpieza. Y para las manchas más difíciles, no olvides los remedios caseros más populares: vinagre y bicarbonato de sodio.

Esperamos que estos trucos para limpiar moquetas, te sean de gran ayuda, y si no tienes tiempo o te resulta demasiado complicado esta tarea, siempre puedes recurrir a un servicio de limpieza profesional como el de Dimoba Servicios. Contamos con los mejores profesionales y con la maquinaria adecuada para acabar con cualquier tipo de suciedad en todos los rincones.

Shares
Share This
Enviar mensaje
💬 ¿Necesitas ayuda?
Bienvenido a Dimoba Servicios, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?