Vayamos donde vayamos, vemos personal de seguridad a menudo: en hoteles, en tiendas, en eventos, en aparcamientos, etc. Estos profesionales trabajan tanto de día como de noche para garantizar la protección de espacios, materiales y personas. Son muchas las funciones de un vigilante de seguridad y hoy queremos hacer un repaso a todas ellas.

Y es que el personal de seguridad desempeña muchos roles importantes con el principal objetivo de proteger a las personas y/o los lugares donde trabajan. Estas funciones incluyen la vigilancia, la prevención de delitos, la asistencia en situaciones de emergencia y la colaboración con las fuerzas del orden público.

¿Qué hace un vigilante en su día a día?

En primer lugar, la función principal de un vigilante de seguridad es, como el propio nombre indica, la vigilancia constante del área que se le haya designado. Esto implica supervisar visualmente el entorno, monitorear cámaras de seguridad, y realizar rondas periódicas para identificar cualquier actividad sospechosa o potenciales riesgos. Es, probablemente, lo primero que nos viene a la mente cuando pensamos en el trabajo de un guarda de seguridad.

Por otro lado, este profesional también está a cargo de prevenir actos delictivos y mantener un ambiente seguro para todas las personas que se encuentren en el área que protege. Esto supone aplicar medidas de seguridad, tales como el control de acceso, la inspección de bolsos o paquetes en caso de ser necesario. También deberá gestionar la disuasión de comportamientos indebidos mediante la presencia activa y la interacción con las personas presentes en el lugar. 

Otras funciones

Si bien lo mencionado previamente son las principales funciones de un vigilante de seguridad, no son las únicas. Estos profesionales están también entrenados para actuar en situaciones de emergencia. Esto incluye responder rápidamente a todo tipo de problemas que puedan surgir: incendios, accidentes, amenazas de bomba, o cualquier otra situación de peligro. Su capacitación en primeros auxilios y protocolos de evacuación es fundamental para garantizar la seguridad y el bienestar de todos en el lugar.

Además, los vigilantes de seguridad también colaboran estrechamente con las fuerzas del orden público en caso de incidentes que requieran su intervención. Esto puede implicar el suministro de información, la preservación de pruebas, o la asistencia en la detención de personas involucradas en actividades delictivas.

Otra función esencial del vigilante de seguridad es el reporte y registro de actividades e incidentes, manteniendo un registro detallado de todo lo observado durante su turno de trabajo. Estos informes son fundamentales para la evaluación de riesgos y la mejora continua de las medidas de seguridad en el área vigilada.

En resumen, las funciones de un guarda de seguridad incluyen la vigilancia activa, la prevención de delitos, la respuesta a emergencias, la colaboración con las fuerzas del orden público, y el registro detallado de actividades. 

Su presencia y acciones contribuyen significativamente a la seguridad y protección de las personas y los bienes en entornos diversos, como centros comerciales, edificios de oficinas, eventos públicos, hospitales, entre otros.

Cómo contratar los servicios de un vigilante de seguridad

Si necesitas contratar los servicios de un vigilante de seguridad privada, debes asegurarte que lo haces a través de una empresa de outsourcing que cuente con buenos profesionales y garantías. Y es que estos guardas desempeñan un papel muy importante y es clave contar con una compañía que realice una preselección lo más fiable posible.

En Grupo Control Servicios somos expertos en subcontratación y outsourcing. Consulta todos los servicios disponibles para hacer más fácil el día a día de tu empresa y poder dedicar más tiempo a aquello realmente importante para tu negocio.

Shares
Share This
Enviar mensaje
💬 ¿Necesitas ayuda?
Bienvenido a Dimoba Servicios, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?