El mantenimiento de una nave industrial es esencial para mantener la vida útil de la instalación como infraestructura y como lugar de trabajo. También para la seguridad de los trabajadores y la propia eficacia de la actividad que se desarrolle en ella.

Además, el mantenimiento tanto de las instalaciones como de la maquinaria asegura el correcto funcionamiento de las mismas. De esta forma se ahorra en tiempo y en reparaciones gracias a las empresas de outsourcing industrial.

Tipos de mantenimiento en una nave industrial

Los requerimientos de mantenimiento para una nave industrial pueden variar dependiendo del tipo de nave del que se trate. Es decir, en función de las características edificantes y de infraestructura y del material empleado en su construcción.

Podemos hablar de diferentes tipos de nave industrial según los materiales usados en su construcción:

  • Naves de estructura metálica.
  • Naves de hormigón prefabricado.
  • Naves de hormigón “in situ”.
  • Naves mixtas de acero y hormigón.

Puede haber mucha variabilidad de los materiales empleados, además de acabados dependiendo de los procesos productivos o de almacenaje que se realicen. Por ello el mantenimiento de una nave industrial puede ser de dos tipos, preventivo o correctivo.

El mantenimiento preventivo se utiliza para adelantarse a los inconvenientes que puedan surgir y así evitar problemas mayores. Por ejemplo, la revisión periódica de las estructuras, inspección de las instalaciones eléctricas, mantenimiento de puertas o conservación de la pintura entre otros.

El mantenimiento correctivo sirve para dar una respuesta rápida a cualquier incidencia que se produzca de manera repentina y así evitar que el problema se intensifique. Por ejemplo una sustitución de cañerías, impermeabilización, sellado de grietas, reparación de golpes producidos por el movimiento de la maquinaria, etc.

Limpieza industrial como factor clave de mantenimiento

La mejor opción para el mantenimiento de una nave industrial es realizar periódicamente un mantenimiento preventivo. De esta forma y aunque los imprevistos y roturas pueden pasar en cualquier momento, se pueden evitar problemas más graves.

Sin embargo, el factor clave para el mantenimiento, ya no solo de una nave industrial, sino de cualquier tipo de espacio es la limpieza. Realizar una buena limpieza industrial, acondicionamiento e higienización de la nave es primordial.

De esta forma creamos un entorno adecuado de trabajo que favorece a un buen desempeño de los trabajadores, en la imagen de la compañía y, por supuesto, a una mayor vida útil de la maquinaria. Si bien es cierto que la limpieza industrial se debe realizar por profesionales del sector, con productos adecuados para ello y técnicas seguras.

En Dimoba Servicios, contamos con una línea de outsourcing industrial, facilitando a nuestros clientes la gestión y limpieza de la nave, con profesionales cualificados y los mejores aparatos eléctricos de limpieza. Ofrecemos servicios de limpieza y mantenimiento de una nave industrial, consulta a nuestros especialistas.

Shares
Share This
Enviar mensaje
💬 ¿Necesitas ayuda?
Bienvenido a Dimoba Servicios, empresa perteneciente a Corporación Dimoba ¿En qué podemos ayudarte?